1, 2, 3: LA ANSIEDAD NO EXISTE

1, 2, 3: LA ANSIEDAD NO EXISTE

1, 2, 3: LA ANSIEDAD NO EXISTE

Pruebe a poner en la barra de google el término ansiedad: en solo 0,42 segundos, el buscador encuentra nada menos que 47 millones 200 mil resultados.

Todos hemos oído hablar de la ansiedad, un término alarmantemente popular, extendido en el discurso médico, incluido en todas las clasificaciones internacionales, de moda en los medios de comunicación y presente en la inmensa mayoría de las consultas de psicología, pero ¿alguna vez han visto a alguien afirmar que LA ANSIEDAD NO EXISTE? Pues bien, este sinsentido entraña una lógica aplastante. Y es que NO EXISTE ningún síntoma que sea patrimonio exclusivo de la ansiedad.

Las experiencias que relatan aquellos que son diagnosticados de ansiedad son tan variadas como variables. Primero de tres: porque nos encontramos que frente al mismo diagnóstico unos sienten falta de aire, otros mareo, otros agobio, otros hormigueo, vómitos, nervios, visión borrosa, dolor de barriga, presión torácica, malestar, embotamiento, temblor, nerviosismo, calor, frío … y un largo larguísimo etcétera. Pero ya no solo resulta que la comparación entre diferentes personas puede ser totalmente distinta, sino que incluso dentro de la misma, con el paso del tiempo, aquello que se identificaba con ansiedad ya no es y empieza a ser otra cosa, dos de tres.

Y en tercer lugar, vistas las dimensiones inter-personal e intra-personal, ahora llega el análisis a la inversa: los mismos síntomas que se atribuyen a la ansiedad son percibidos por personas que no sienten ansiedad.

Así que partiendo de cero, empezamos la ecuación donde la incógnita se despeja  atendiendo a la subjetividad: la ANSIEDAD NO EXISTE COMO TAL, solo existe la interpretación de que algo que es sentido como incómodo o indeseable se resuelve con esta categoría como podría haber sido otra cualquiera.

Lo único que le es inherente a esta fórmula es el miedo que utiliza como alimento y el rechazo como silla donde sentarse a esperar.

Si la persona experimenta cualquiera de las sensaciones descritas sin el menor ápice de miedo, no hay tal diagnóstico y si además no le presta atención, no es ansiedad. Es otra cosa, es simple y llanamente todo lo dicho (agobio, malestar, nerviosismo, temblor).  Y es que la ansiedad es el único invitado que acude allí donde es rechazado y es tan pretencioso que solo se queda donde recibe el protagonismo de su portador.

No se lleva bien con la ignorancia así que donde ésta aparece la ansiedad se diluye. Si no le da un espacio en su vida (si no lo alimenta ni le da sitio para sentarse) no se queda. Sin la connotación del miedo a lo sentido, no es ANSIEDAD.

En definitiva la ansiedad es miedo a las sensaciones físicas y baños de atención. Sin estos dos factores NO EXISTE NI SE DIAGNOSTICA.

Psicóloga en Cáceres. Aurora Gardeta. Terapia online y presencial.

 

 

Compartir:

Noticias relacionadas

También te pueden interesar estas noticias.

1, 2, 3: LA ANSIEDAD NO EXISTE

Pruebe a poner en la barra de google el término ansiedad: en solo 0,42 segundos, el buscador encuentra nada menos…

¿CÓMO SUPERAR EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO?

Artículo publicado en la Revista: PSICOLOGÍA Y MENTE
https://goo.gl/nQ0UXT
Psicóloga en Cáceres y Salamanca. Aurora Gardeta.

3 TÉCNICAS PSICOLÓGICAS PARA SUPERAR UNA FOBIA

Las fobias son miedos irracionales frente a estímulos que no comportan ningún riesgo para la persona. Existe una innumerable lista:…

Técnicas para combatir ataques de ansiedad

2 técnicas psicológicas para combatir ataques de ansiedad. Curso impartido en la Universidad de Extremadura por la psicóloga Dra. Aurora…

Ataques de ansiedad: creencias erróneas.

Creencias erróneas sobre los ataques de ansiedad. Curso de la Universidad de Extremadura a cargo de la psicóloga Dra. Aurora…

Síntomas de ansiedad

Explicación sobre síntomas físicos y cognitivos de la ansiedad en general y ante exámenes en particular. Curso de la Universidad…