CONSIGUE TODO LO QUE QUIERES LEYENDO UN FOLIO

CONSIGUE TODO LO QUE QUIERES LEYENDO UN FOLIO

CONSIGUE TODO LO QUE QUIERES LEYENDO UN FOLIO

Voy a resumir en un solo folio de qué manera puedes conseguir cualquier cosa que te propongas. Primer paso: responde a la pregunta ¿QUÉ ES LO QUE QUIERES? Y no trates de que le suene bien a la gente, ¿qué es? simplemente descúbrelo aquí y ahora. Si llevas más de un minuto pensando ya estás cometiendo el primer error: MIEDO A ELEGIR. Ese es parte del problema.

Vivimos en un momento privilegiado para alcanzar tus objetivos porque cualquier cosa que imagines (quiero adelgazar, quiero aumentar mis ganancias, quiero abrir un negocio, quiero encontrar el amor) lo vas a encontrar en google. Seguramente en la librería de al lado de tu casa hay al menos 10 libros escritos por expertos sobre cómo hacerlo. Tienes acceso ilimitado a la información. Seguro que alguien lo ha hecho antes que tú. ¡Sigue sus pasos! ¡Búscalo!

Si todavía sigues leyendo es que estás cometiendo el segundo error: SEGUIR CON EL PILOTO AUTOMÁTICO. Y la palabra trampa es BIEN. ¿De verdad estás bien con 20 kilos de más? ¿De verdad estás bien ganando 400 euros a jornada completa? ¿Llevas meses sin sexo y de verdad estás bien? Porque si dices que estás bien no vas a hacer nada al respecto.

Te daré un dato: los científicos han calculado la probabilidad de que nacieras. Teniendo en cuenta las guerras, los desastres naturales, la probabilidad de que tu madre y tu padre se encontraran, de que un espermatozoide fecundara el óvulo exactamente para que tú nacieras es de una entre 400 mil millones. ¡Es más probable que te caiga un rayo!

Cada día tienes decenas de ideas que podrían cambiar tu vida, cambiar cómo te sientes, cambiar qué haces. ¿Y qué haces al respecto? PULSAR EL BOTÓN DE APLAZAR. Ahí tenemos la tercera trampa.

Es posible que la primera decisión que has tomado hoy al sonar el despertador haya sido la de atrasarlo 5 minutos. Eres un fascinante suceso que ocurre solo una entre 400 mil millones y tu primera decisión del día ha sido aplazar para más tarde el momento de levantarte. Y ¿por qué? Seguramente porque caes en la cuarta y última trampa: ESPERAR AL MOMENTO IDÓNEO. Esperar a separarte cuando los niños entren en la universidad, esperar a buscar trabajo cuando la situación mejore. Esperar a ir al gimnasio cuando pase el verano. Al final nunca te va a parecer el momento adecuado, y lo que debes saber es que ese momento nunca llega.

Nadie va a venir a sacarte de tu inercia, la motivación no llega sola y no hay momento más adecuado que este mismo para dar el primer paso. ¿Acaso crees que la persona que está a dieta prefiere comer un pollo hervido con guisantes antes que un bollo de chocolate? ¡Claro que no! Se trata de fuerza física y mental.

Lo que no nos explicaron cuando crecimos es que en la vida adulta uno pasa a ser su propio padre. Esa figura que te obliga a hacer aquello que no te apetece para conseguir ser quien te gustaría. Esa persona ahora eres solo tú y solo de ti depende el forzarte a cambiar el piloto automático con el que funcionas la mayor parte del día. Y cuando digo forzar es que no sale solo. Hay que obligarse a hacer algo nuevo para conseguir lo que uno quiere.

Psicóloga en Cáceres. Aurora Gardeta. Terapia presencial y online.

 

 

Noticias relacionadas

También te pueden interesar estas noticias.

HABLEMOS DE SEXO

¿Recuerdas cómo te introdujeron el tema de la sexualidad tus adultos de referencia?
Muchos niños han escuchado metáforas como que…

CÓMO CONVENCER CON NUESTRA VOZ

¿Se imagina cuanto podría ayudarle resultar creíble con su forma de hablar? Para  prosperar en su trabajo o para conseguir…

CUANDO RESULTAMOS MÁS ATRACTIVOS

Durante mucho tiempo hemos pensado que el atractivo era una cuestión de atributos físicos, un conjunto de rasgos más o…

PAREJAS PAÑUELO

A lo largo de nuestra vida llegamos a tener una media de 5 parejas estables, y aunque pueden guardar ciertas…

LOS SIETE PECADOS CAPITALES

Queremos ser buenos, honestos, amables, altruistas, humildes, comedidos… pero nos cuesta aceptar que detrás de nuestras virtudes también se esconden…

APRENDE A DECIR QUE NO SIN CULPA

Los seres humanos somos sociables  por naturaleza y tendemos a relacionarnos con personas con las que guardamos similitud: o bien…