LA ANSIEDAD ESTÁ DE MODA

LA ANSIEDAD ESTÁ DE MODA

LA ANSIEDAD ESTÁ DE MODA

Deténgase un momento y mire a su alrededor. ¿Conoce a dos personas iguales? ¿A dos que tengan el mismo trabajo, o con las mismas circunstancias económicas, o dos con la misma estructura familiar o con idénticas perspectivas personales?.  Difícil, ¿verdad?. Pero y si le pregunto: ¿conoce a dos personas que tengan ansiedad? Es muy probable que pueda nombrar a más de dos. Seguimos con las preguntas:

¿Cómo es posible entonces que existiendo tantas diferencias individuales, resulte tan fácil encontrar personas que la sufran?.

Y no me refiero a la experiencia clínica de los profesionales que nos dedicamos al ámbito de la salud. Esta lacra del siglo XXI se extiende a las conversaciones coloquiales, a las tardes de café, al vocabulario popular del día a día. Incluso me atrevería a estimar que podríamos encontrar personas que, contagiadas por su entorno, empiecen a utilizar este término o bien como una explicación aceptada a lo que le sucede o como una forma de sentirse incluidas en su entorno social.

Ya nadie habla de estados anímicos porque se ha puesto de moda un término comodín que resume todo nuestro registro emocional: la ansiedad lo abarca y lo explica todo.

Y en esta especie de saco roto  se cuela la experiencia de aquello que nos incomoda: el nerviosismo, el cansancio, las preocupaciones, el estrés, la dificultad para dormir, la inquietud e incluso la tristeza, relegadas en un segundo plano y arrolladas por el término estrella de la ansiedad.

No es de sorprender por tanto los últimos datos publicados en los que aparece el orfidal (un ansiolítico) como el 8º fármaco más vendido en España.

Cada vez se complica más la ardua tarea de subjetivizar la experiencia humana. Alguien que tiene ansiedad, “poco puede hacer” porque ya ha delegado su responsabilidad en un padecer externo que desnaturaliza la experiencia básica del malestar.

Quizás sea el momento de reconciliarnos con el sentido de lo vivido y del porqué de las cosas como  la única vía para reflexionarlo y por tanto, combatirlo.

Psicóloga en Cáceres. Terapia online y presencial. Aurora Gardeta.

 

Noticias relacionadas

También te pueden interesar estas noticias.

LA GENERACIÓN DEL YO Y MI MÓVIL: UNA VERDADERA HISTORIA DE AMOR

Todo empezó por casualidad: ojeando una editorial bien interesante, me topé con un libro titulado: “desde mi ático” que pronto…

EL EXPERIMENTO DE LA VELA: ¿FUNCIONA LA MOTIVACIÓN POR INCENTIVOS?

En 1945 Duncker se inventó el llamado experimento de la vela. Pusieron a un grupo de participantes a resolver la…

LA ECONOMÍA DE LAS CARICIAS

Claude Steiner desarrolló una teoría muy interesante que nos dice que el ser humano para desarrollarse necesita la caricia externa.…

LA CURVA DE LA EMPATÍA

Si te pregunto si te consideras una persona empática, capaz de sentir la alegría o la tristeza de los demás,…

¿QUIÉN ME HA ROBADO EL MES DE ABRIL?

Hay canciones que rinden tributo a lo que sentimos desde hace ya más de un mes. Del resistiré convertido en…

¿Sabías que cuando te dicen tranquilo, la angustia se dispara?

La primera reacción que solemos tener frente a un momento de angustia para tratar de calmarnos, tanto si la estamos…