SER UN BICHO RARO, ¿ES MALO?

SER UN BICHO RARO, ¿ES MALO?

SER UN BICHO RARO, ¿ES MALO?

Los estudios psicológicos llevan mucho tiempo tratando de descubrir si existen rasgos personales o factores biológicos que distingan lo que es una persona “normal” de lo que sería una persona con problemas mentales. Empezando porque ya de por si referirnos al término normal requiere de un entrecomillado puesto que incluso hasta un exceso de su presencia llega a resultar extraño (no hay nada más anormal que un exceso de normalidad). Pero más allá de lo impreciso de esta definición, resulta revelador encontrar pruebas de que ser diferente es incluso una ventaja social. Así lo ha demostrado Sinc Avran Holmes en su estudio publicado en la revista Trends in Cognitive Sciences.

Precisamente aquello que nos distingue del resto de la media funciona más como una ventaja que como un inconveniente, como aparentemente sugieren las taxonomías sobre personalidad.

No existe per se ningún comportamiento que en términos absolutos sea positivo o negativo sino que la propia variabilidad, así como sucede con la evolución de las especies, es la clave del factor adaptativo de una sociedad.

Resulta necesaria por tanto la presencia de personas intrépidas, con predisposición a asumir riesgos y vivir experiencias nuevas, -normalmente asociado a los comportamientos delictivos- para que existan los descubrimientos. Así como son necesarios los perfiles excesivamente creativos, rozando la locura –asociada a la psicosis- para que existan los genios.  Y podríamos seguir: los inadaptados, tan poco interesados por el contacto humano que invierten su tiempo en dedicarse más al lenguaje binario que a su lengua materna y que son los protagonistas del avance tecnológico; los obsesivos del orden y la lógica imprescindibles para el manejo de los números que sustentan la economía de un país. E incluso el mal del siglo XXI, la temida ansiedad, que puede resultar tan inapropiada en las relaciones personales  como útil en el ámbito laboral.

Psicólogos Cáceres. Terapia online y presencial. Aurora Gardeta. 

 

 

Noticias relacionadas

También te pueden interesar estas noticias.

EL EXPERIMENTO DE LA VELA: ¿FUNCIONA LA MOTIVACIÓN POR INCENTIVOS?

En 1945 Duncker se inventó el llamado experimento de la vela. Pusieron a un grupo de participantes a resolver la…

LA ECONOMÍA DE LAS CARICIAS

Claude Steiner desarrolló una teoría muy interesante que nos dice que el ser humano para desarrollarse necesita la caricia externa.…

LA CURVA DE LA EMPATÍA

Si te pregunto si te consideras una persona empática, capaz de sentir la alegría o la tristeza de los demás,…

¿QUIÉN ME HA ROBADO EL MES DE ABRIL?

Hay canciones que rinden tributo a lo que sentimos desde hace ya más de un mes. Del resistiré convertido en…

¿Sabías que cuando te dicen tranquilo, la angustia se dispara?

La primera reacción que solemos tener frente a un momento de angustia para tratar de calmarnos, tanto si la estamos…

Y CUANDO ESTO ACABE, ¿HABREMOS CAMBIADO?

Huelga decir que nuestros sistemas de referencia se están modificado desde la irrupción en nuestras vidas del coronavirus. Hemos cambiado,…