SUICIDIO: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER PARA FAMILIARES Y ALLEGADOS

SUICIDIO: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER PARA FAMILIARES Y ALLEGADOS

SUICIDIO: QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER PARA FAMILIARES Y ALLEGADOS

¿QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER ante la posible conducta suicida de un familiar o allegado?

QUÉ HACER

HAGA ALGO AHORA:

Tome las señales de alerta en serio y pregúntale a la persona si está pensando en el suicidio y si tiene algún plan. Busque urgentemente ayuda si la necesita llamando al 112 ó  061 o lleve a la persona al Servicio de Urgencias más próximo.

HABLAR SOBRE EL SUICIDIO:

Hablar sobre el suicidio no va a meterle esa idea en la cabeza y, sin embargo, puede animarle a hablar sobre sus sentimientos. Un plan detallado indica mayor riesgo. No se comprometa a guardarlo como un secreto desde el momento en el que la seguridad física de la persona es su principal preocupación.

ACEPTAR SU PROPIA REACCIÓN:

Usted puede sentir miedo o preferir ignorar la situación. Si le está costando dominarse, solicite la ayuda de alguien de confianza.

ESTAR AHÍ POR ÉL O POR ELLA:

Pase algún tiempo con esa persona, anímele a hablar de cómo se está sintiendo, identifique a quien podría pedir apoyo, y anime a la persona para que acepte tener apoyo también más adelante.

ACEPTAR LO QUE LE ESTÁ DICIENDO:

Mantenga una comunicación directa, abierta y honesta con esta persona. Permita que la persona exprese sus sentimientos y exprese su preocupación sin juzgarlo. Diga cosas como “aquí estoy para ayudarte”, “hablemos” y “estoy aquí por ti”.

ADOPTAR MEDIDAS DE SEGURIDAD:

Pregúntese hasta qué punto la persona está pensando en suicidarse. Si usted está claramente preocupado no deje sola a esa persona. Retire cualquier medio disponible para el suicidio, incluyendo armas, cuerdas, cinturones, medicinas, alcohol y otras drogas incluyendo el acceso a cualquier vehículo.

DECIR QUÉ HACER:

Comenten de modo conjunto qué decisión tomar. Usted podría necesitar contar con más ayuda (compañeros, padres, amigos cercanos u otras personas) para convencer a la persona para buscar ayuda profesional. Solo compartiendo esa información puede usted asegurarse que la persona tenga la ayuda y apoyo que necesita.

ANIMAR A LA PERSONA A OBTENER APOYO:

 Médicos de Atención Primaria y Urgencias.

Servicio de Salud Mental.

Servicios Sociales.

Orientadores escolares. Educadores.

Servicios religiosos.

Servicios de ayuda tanto on line como telefónica.

PEDIR UN COMPROMISO:

Pídale a la persona a que se comprometa a no callar su malestar y preocupación y a hablar con alguien si vuelven las ideas de suicidio. Esto facilitará que busque ayuda.

CUIDARSE A SÍ MISMO:

Es difícil y emocionalmente agotador apoyar a alguien que piensa en suicidarse, no lo haga usted solo. Encuentre a alguien con quien hablar, tal vez amigos, familiares o un profesional sanitario.

MANTENERSE INVOLUCRADO:

Los pensamientos de suicidio no desaparecen fácilmente. La continua preocupación de la familia y amigos es muy importante para la recuperación de la persona. Manténgase atento o la evolución de la persona.

QUÉ NO HACER

NO REHUIR LOS PROBLEMAS.

No deje a la persona sola si cree que su vida está en riesgo inmediato.

NO BANALIZAR, NI DESAFIAR.

No trate con ligereza cualquier amenaza, sobre todo si la persona empieza a bromear con eso. No minimice la situación o la intensidad de las emociones y del malestar. Retar a que lo haga no va a ayudarle. No le diga cosas como “a que no eres capaz….si lo haces hazlo bien”.

NO UTILIZAR GRITOS O REPRIMENDAS.

No actúe de modo excesivo o lo culpe por estar mal. 

Muchas veces lo que necesitan es motivación y eso no se consigue con un buen grito.

NO TEMER PREGUNTAR.

No le de miedo preguntar a la persona por qué está tan triste y tan deprimida ni si se quiere hacer daño a sí misma.

NO JUZGAR, NO COMPARAR.

No le diga que eso es de cobardes, o que es de valientes y que él o ella no lo es. No le diga cosas como “algo habrás hecho para estar así”, responsabilizándola de toda la situación, o señalar que “está mucho mejor que otras personas”. Esto suele incrementar los sentimientos de culpa y malestar.

NO MANTENGA TODO EN SECRETO.

Entre la vida de su amigo y su confianza, escoja la vida.

NO DÉ SOLUCIONES SIMPLISTAS.

Una solución obvia y simple puede ayudar a incrementar los sentimientos de incapacidad, vergüenza o soledad en la persona.

NO INTENTE AYUDAR A LA PERSONA USTED MISMO SIN AYUDA DE NADIE.

No piense que usted es quien mejor la conoce, que nunca le va a faltar ni a cansarse y que los demás sobran, incluyendo los profesionales.

Más información

  • ACUDA A SU CENTRO DE SALUD

     

  • Teléfono de urgencias: 061 o 112

     

  • Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (ofrecen información y apoyo y disponen de algunos recursos psicosociales) www.feafes.com

     

  • Teléfono de la Esperanza (tienen teléfono de crisis 24 horas en las principales poblaciones españolas) www.telefonodelaesperanza.org

     

  • www.suicidioprevencion.com

 

 

 

 

GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA EN EL SNS

 

 

Noticias relacionadas

También te pueden interesar estas noticias.

POR QUÉ SUFRIMOS

Una forma de categorizar los tipos de sufrimiento al que nos enfrentamos los seres humanos es teniendo en cuenta la…

EL HOTEL DE LAS EMOCIONES

Mi cuerpo es como un pequeño hotel en el que, asiduamente, vienen a hospedarse las distintas emociones. En ocasiones, hay…

ATRÉVETE A SER FELIZ

Si alguien te diera a elegir entre estar feliz hoy o estar triste hoy ¿qué elegirías?
La respuesta está clara:…

CONECTAR EL CEREBRO DE VARIAS PERSONAS YA ES POSIBLE

Hasta ahora la idea de poder conectar los cerebros de diferentes personas, y además que se comuniquen sin palabras y…

EL AMOR EN TIEMPOS DE TINDER

Un solo formato: la monogamia. Una manera de concebir las relaciones: la heterosexualidad. Una forma para ligar: él seduce, ella…

5 CLAVES PARA UNA BUENA COMUNICACIÓN

Tardamos hasta 3 años en adquirir algo de competencia en el lenguaje oral, 5 en la lecto- escritura pero ¿cuánto…