Y ENTONCES LLEGÓ ELLA

Y ENTONCES LLEGÓ ELLA

Y ENTONCES LLEGÓ ELLA

Hacía mucho que sin quererlo la eché de mi vida. No sé cuándo ni en qué momento, pero lo hice. Ya no había sitio para ella. Solo estaban el trabajo, los problemas, las preocupaciones y cualquiera de esas cosas me parecía más importante.

 

 

Se convirtió en mi eterno después: después de la oficina, después de solucionar aquello, después de que acabe el día, después de atender esta llamada, después del reloj, después de mañana. Y nunca llegaba su momento.

 

 

Me dejé llevar por la desidia, me tumbé en el colchón de la rutina y tardé en despertarme. Pasó el tiempo y me acostumbré a su ausencia como el que se acostumbra a la china de su zapato. Tanto me alejé que casi olvido su nombre y cómo me sentía a su lado. Ya ni si quiera la  echaba de menos, no tenía tiempo ni para eso.

 

 

Decidí seguir adelante, como otras veces lo había hecho, sin mirar a los lados, creyendo que miraba al frente, pero ya nada tenía sentido. Todo había cambiado, yo no era el mismo y me resistía a admitirlo, hasta que por fin quise recuperarla, pero ¿por dónde empezar?.

 

 

No sabía ni cómo ni dónde encontrarla. Lo intenté todo. Creí que buscándola en cada rincón  un buen día volvería a aparecer. Pero me equivoqué. No se trataba de buscarla a ella sino a mí, y esa sería la única forma de que volviera a mi lado, de donde nunca debió irse.

 

 

Ahora que has vuelto y después de haberte perdido, sé cuánto te necesito y puedo decir en voz alta y con letras mayúsculas que pienso cuidarte, que no volveré a abandonarte, mi amada TRANQULIDAD.

 

 

A Carmen C.S., la musa de tantos artículos.

Psicóloga en Cáceres y Salmanca. Aurora Gardeta.

 

 

Noticias relacionadas

También te pueden interesar estas noticias.

HABLEMOS DE SEXO

¿Recuerdas cómo te introdujeron el tema de la sexualidad tus adultos de referencia?
Muchos niños han escuchado metáforas como que…

CÓMO CONVENCER CON NUESTRA VOZ

¿Se imagina cuanto podría ayudarle resultar creíble con su forma de hablar? Para  prosperar en su trabajo o para conseguir…

CUANDO RESULTAMOS MÁS ATRACTIVOS

Durante mucho tiempo hemos pensado que el atractivo era una cuestión de atributos físicos, un conjunto de rasgos más o…

PAREJAS PAÑUELO

A lo largo de nuestra vida llegamos a tener una media de 5 parejas estables, y aunque pueden guardar ciertas…

LOS SIETE PECADOS CAPITALES

Queremos ser buenos, honestos, amables, altruistas, humildes, comedidos… pero nos cuesta aceptar que detrás de nuestras virtudes también se esconden…

APRENDE A DECIR QUE NO SIN CULPA

Los seres humanos somos sociables  por naturaleza y tendemos a relacionarnos con personas con las que guardamos similitud: o bien…