Tristeza

Tristeza

Sensaciones como la apatía, la pérdida de interés por las cosas que antes resultaban gratificantes, el vacío o incluso la rabia o la irritabilidad son señales de tristeza. En ocasiones aparece sin motivos o tras un acontecimiento significativo como puede ser una separación, el tener que abandonar la ciudad de origen, la pérdida del trabajo, una enfermedad o el cambio de una relación importante. La tristeza, al igual que la angustia, puede afectar a las relaciones de pareja, al deseo sexual o a generar un distanciamiento con los seres queridos que contribuye a aumentar las sensaciones de pena y ansiedad.